Barcelona capital del agua

El Gobierno destinará 5,5 millones de euros para la sede del GWOPA en el Hospital de Sant Pau.

La capital catalana es un ejemplo a seguir cuando se habla del ahorro de agua. Las cifras demuestran que los barceloneses han abierto el grifo solo cuando era necesario, de modo que cada uno gastaba al día 109,526 litros en 2011, 23,37 litros menos que en 1999. Cifras que se traducen en una reducción de casi el 18% en ese periodo. Más de una década de concienciación que le supuso a Barcelona ser más ahorradora que Londres (166,50 litros por persona y día); París (cuya media era de 120); Roma (capital en la que se alcanzaron 234 litros); São Paulo (177,8 litros); o Nueva York (473,8 litros). Bajo el halo de esa actitud ecológica y sostenible y por delante de Estambul (Turquía) y Delft (Holanda), Barcelona fue escogida como sede del Secretariado del Global Water Operators Partnership Alliance (GWOPA). Este organismo, creado en 2007 por Naciones Unidas, tiene el objetivo de mejorar los servicios de abastecimiento y saneamiento del agua a nivel mundial, y forma parte de la división ONU-Habitat. El lugar en el que está previsto que se instale el GWOPA es el antiguo Hospital de Sant Pau i la Santa Creu, edificio histórico construido en 1901, diseñado por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. En un principio, su personal estará formado por siete profesionales, cifra que podrá ampliarse hasta 15 cuando finalicen las obras de rehabilitación del edificio. Durante la presentación oficial de esta sede de la ONU, el alcalde de la ciudad, Xavier Trias, ya manifestó que esta elección no era fruto del azar sino “un reconocimiento a la buena gestión que se ha hecho desde la ciudad, y al partenariado público-privado en este ámbito [el del agua], que nos permite hacer apuestas de futuro”. La aportación económica prevista es de 5,5 millones de euros, que el Gobierno realizará a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el esarrollo (AECID), mediante 1,1 millones anuales, completados con 400.00 euros que realizarán a partes iguales Agbar, Comsa-Emte, FCC y la Fundación Fórum Ambiental. En la presentación oficial del proyecto, Trias también agradeció la colaboración de las administraciones, entidades y sector privado. “Si todos  tiramos en la misma dirección, conseguimos grandes cosas”, dijo el alcalde de Barcelona. Según el Programa Conjunto de Seguimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las  Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), unos 2.600 millones de personas carecen de acceso a saneamiento básico y otros 884 millones no pueden acceder de forma segura a agua potable. Aunque a nivel catalán se aporte un grano de arena para popularizar el acceso al agua, contribuyendo a su consumo sostenible, son muchas las acciones que pueden hacerse para que el efecto ahorro sea global y tenga consecuencias positivas. De hecho, con motivo del Día Internacional del Agua, la Unesco invita desde su página web a que todo aquel que esté colaborando en un día tan importante lo añada al mapa mundial que se exhibe en la web, que ya cuenta con 450 eventos.

Sobre CC