Cerdanyola urbanismo

La gran metrópolis queda cerca. Pero su bullicio, sus prisas, su incesante movimiento y su goteo de agobios y preocupaciones son sólo leyendas de los osados que asoman el hocico en la gigantesca jungla de asfalto. Cerdanyola duerme a 15 kilómetros de Barcelona. Sin complejos y con la identidad propia de una ciudad que crece, que atrae y que, lejos de reivindicarse, se muestra como es: viva, joven, dinámica y humana. Cerdanyola es una ciudad en constante crecimiento. En 1960, la población era de 6.500 personas. El censo se ha multiplicado casi por nueve y hoy en día, más de 53.000 personas han escogido esta localidad para echar raíces. Pero lejos de ser una expansión caótica, el ayuntamiento de la localidad ha logrado que todos los ciudadanos gocen de una ciudad equilibrada, hecha para las personas y dispuesta con los servicios necesarios para todos los segmentos de población.

PDF Cerdanyola ’03


Sobre Redaccion